sábado, 6 de abril de 2019

#RetoGCE1 y mis compañeros de cole

Ayer, cuando introduje mi blog en el perfil de la comunidad de educadores de Microsoft (¡sí! habéis escuchado bien, Microsoft, al final lo explico) me dí cuenta de que llevaba dos meses sin escribir nada en este blog. Hace poco compartí una reflexión en twitter (@ejruizgarcia) en donde me planteaba por qué dejábamos de realizar actividades que funcionaban sin darnos cuenta de cuál fue la última vez que lo hicimos, así que para que no ocurra, hoy me he levantado con ganas de escribir y poner esto un poco al día.

Quizás no haya escrito nada en estos dos meses, precisamente por haber estado ocupado en más de lo mismo, es decir, en más de lo que suelo escribir en este blog; en resumen, he presentado un nuevo proyecto Erasmus+ para el bienio 2019-2020 sobre promoción de la lectura, he participado en una movilidad Erasmus+ en Eslovaquia, he seguido aprendiendo mucho del claustro virtual twittero (recordad Twitter = universidad de la innovación), he estado muy activo en esta red social, he asistido a tres eventos/jornadas de formación a cual más motivadora e interesante, he presentado mi candidatura para convertirme en Google Certified Trainer, he trabajado mucho en mi proyecto de innovación de Google, del que pronto conoceréis más, pero sobre todo, y me quedo con esto, he sido ponente y teacher helper del #RetoGCE1 (Google Certified Educator) que me propusieron mis amigos innovators de Perú, Genaro Guerra (@Genaro_Guerra10) y Lucio Velarde (@LucioVelarde1) y en el que también participaron muchos innovadores de la Academia de Innovación de Google #MEX18.

El reto para convertir a profesores implicados en la transformación de la educación en Educadores Certificados de Google ha sido una experiencia magnífica, de aprendizajes compartidos, de primeras experiencias (como dar talleres en directo por Hangouts Live), de aprender con todas las actividades propuestas y de los propios alumnos. Si para ellos ha sido enriquecedor, para nosotros los teacher-helpers aún más si cabe.

El reto se ha desarrollado precisamente durante estos dos meses en los que no he escrito nada en mi blog, y está teniendo su final en estos días, en donde la mayoría de profesores ya nos están comunicando que están aprobando sus respectivos exámenes, consiguiendo el propósito de convertirse en educadores certificados de Google (nivel 1). Y si no lo consiguen, ¡que les quiten lo bailao! Durante estos dos meses han aprendido, han compartido, se han interesado en superarse día a día, reto a reto. En el caso de mi escuela, 11 magníficos docentes se han puesto las pilas con el objetivo de aprender un poco más y seguir avanzando porque sabemos que tenemos que dar lo mejor a nuestros alumnos, y formarnos a nosotros mismos ayuda a ello.

Hay quien dice que la formación a distancia no es válida, no motiva, no se puede comparar con la presencial. Permítanme que discrepe, hay formaciones y formaciones, y como los creadores del #RetoGCE1 han montado esta iniciativa es para quitarse el sombrero. Así que gracias a todos, a los organizadores, en especial a Genaro por su gran implicación, a los teacher helpers, a mis alumnos mentorizados, pero hoy, y desde aquí de manera muy especial, a mis compañeros, con los que convivo día a día, que son los que me han motivado a avanzar, y han demostrado un entusiasmo y unas ganas de aprender y de superarse así mismos, que merece la pena ser reconocidos.

___

Microsoft, se me olvidaba explicarlo. Hay que estar abiertos a todo. La Comunidad de Educadores de Microsoft tiene una gran cantidad de videos sobre metodología de una gran calidad. Es cierto, como sabéis, que me quedo con las herramientas de Google. Pero como especialistas en educación, es de alabar el material tan bueno que tienen colgado en su comunidad.