lunes, 19 de noviembre de 2018

La escuela de las respuestas aprendidas

Este mes estoy poco activo en el blog. Desde que me dieron la noticia de mi elección para participar en el programa de Google Certified Innovators no he parado de prepararme y de interactuar con los nuevos compañeros de la cohorte #MEX18. Mi actividad en Twitter también se ha visto incrementada, sobre todo por el gran número de seguidores que de la noche a la mañana han empezado a seguirme, retuitearme y darle a me gusta a mis tuits. No sé como acabará todo esto, pero el trabajo pre-academia está siendo magnífico y muy interesante, y si a esto le unimos la ilusión que tenemos todos por participar, y los ecos que nos han llegado de las otras academias que acaban de concluir, la de España y la de Dinamarca, puedo decir que estoy viviendo una fase muy dulce de mi carrera profesional.

En estos días he reflexionado mucho sobre el tipo de escuela que quiero, he leído mucho y también he recibido formación, como en las charlas de SIMO 2018, y hay algo que resuena en mi mente continuamente y es la necesidad de acabar de una vez por todas con la "ESCUELA DE LAS RESPUESTAS APRENDIDAS".